La prestigiosa revista Time eligió la gestión del gobierno de Alberto Fernández entre las 12 mejores respuestas globables a la pandemia de Covid-19.

Taiwán, Singapur, Corea del Sur, Nueva Zelanda, Australia, Canadá, Alemania, Islandia, Grecia, Emiratos Arabes Unidos y Argentina forman parte del lote de países con mejor gestión sanitaria, en un artículo firmado por Ian Bremmer y titulado “Las mejores respuestas globales a la pandemia de COVID-19”.

Un científico que usa un respirador y guantes sostiene una jeringa y un vial con la etiqueta ‘Vacuna Covid-19’. Igor Golovniov—SOPA Images/Sipa TIME (Photo by Igor Golovniov / SOPA Images/Sipa USA)

El informe no esconde su sorpresa al contrastar la situación sanitaria con la económica: “La entrada más sorprendente en esta lista dado que el país ha provocado su noveno incumplimiento financiero. Argentina registró su primera muerte por coronavirus el 7 de marzo. Para cuando el gobierno impuso una cuarentena el 20 de marzo, el mundo ya estaba atrapado por la amenaza de la crisis y Argentina introdujo estrictas medidas de distanciamiento social y los ciudadanos las escucharon bien. Como resultado, sus números se ven mucho mejor que la mayoría de sus vecinos”.

“Con la cooperación bipartidista de los gobernadores de Argentina y las figuras del Congreso, la respuesta de la nueva administración de Alberto Fernández (que obtuvo la aprobación del 83 por ciento de los argentinos) ha llevado a un aumento en los índices de aprobación. Esa aprobación nacional es crítica, ya que se defiende de los inversores internacionales y pasa por el noveno incumplimiento del país” señala el artículo de Times.

“Fernández (junto con su vicepresidenta y ex presidenta Cristina Kirchner) son peronistas que se suscriben a políticas económicas más izquierdistas, y fieles a sus raíces ideológicas, ofrecieron a los trabajadores mal remunerados una suma global de 10.000 pesos para ayudarlos a superar la crisis. Pero si bien su gasto en estímulo interno podría estar allí, la realidad de las finanzas de su gobierno y los inminentes reembolsos de deuda a los acreedores extranjeros los limita considerablemente (su paquete de estímulo asciende a solo el 4.9 por ciento de su PIB), y su apuesta por imprimir más dinero puede empujarlos al infierno de la inflación. Mientras tanto, los nuevos casos en Buenos Aires están aumentando, y cada vez hay más críticas sobre el estricto bloqueo (las restricciones se han aliviado en otros lugares). Sin embargo, su deseo de cuidar a su gente y la decisión de desviar los recursos del pago de la deuda para hacerlo, incluso a riesgo de un colapso financiero inminente, ha sido la mejor opción entre las malas alternativas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *