“Con González Riollo, Abdala y Pérez Miranda, el nuevo trío de los Rodríguez Saá, hasta acá llegamos” le aseguró a esta página el vicepresidente del Pro y ex concejal de Juana Koslay, Augusto Ortiz.

«Una vez más asistimos al triste espectáculo de una clase política que ha perdido, no sólo las convicciones y el respeto por sus representados, sino hasta la misma vergüenza» aseguró Ortiz que enfoca su malestar en “la negociación del diputados Bartolomé Abdada y del concejal Otoniel Pérez Miranda” para lograr cargos en ambas legislaturas; e incluso con la presidenta del Pro, González Riollo a quien sindica como responsable de los votos de Pérez Miranda.

“Abdala negoció con el gobierno provincial, la incorporación de la presidenta de la juventud del PRO Georgina Cozzolino -hermana de un funcionario provincial ligado al comité de crisis- como nueva integrante de la mesa de autoridades de la cámara de diputados de la provincia. Nadie es tan ingenuo para creer que este tipo de acuerdo es gratuito, ya veremos a Bartolo votar todo lo que le pida el gobierno sin ponerse colorado».

“El mismo modus operandi se trasladó al ejido municipal de la capital puntana, donde el concejal del PRO Otoniel Pérez Miranda, ratificó con su voto, el acuerdo entre el diputado nacional Alejandro Cacace y el intendente Sergio Tamayo, que otorga al concejal de la UCR Javier Suárez la presidencia del Concejo Deliberante. De esta manera el gobierno municipal logra sostener el aumento del transporte público que perjudica a miles de usuarios y reúne los votos que podrían evitar el juicio político solicitado al Intendente, por el acuerdo con la empresa Edesal, argumenta Ortiz.

«Fue mucho más digno el papel que desarrollo el bloque San Luis Unido en diputados, rechazando cualquier tipo de acuerdo con el oficialismo, consolidándose como verdadera oposición y respetando así la confianza otorgada por la gente. Estamos coordinando acciones de manera directa con autoridades nacionales y provinciales para asegurar la inmediata convocatoria a elecciones y así eliminar conductas personalistas como las de Abdala y Pérez Miranda, que benefician intereses propios, no avalados por el partido”.

Pero las acusaciones de Ortiz incluyen también a la presidenta del PRO, Gabriela González Riollo: «Está clara su participación en este tipo de maniobras, ya que después de ocho meses, visitó la provincia para avalar el acuerdo del concejal Pérez Miranda con el oficialismo. Vamos a pedir al cuerpo de autoridades provinciales, severas sanciones disciplinarias, que pueden ir desde el pedido de renuncia a expulsiones por conductas impropias al estatuto del partido».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *