Preso en mi ciudad

1 Response

  1. Cesar Rubén dice:

    Con conocimiento de causa, permítame aclara e que lo afirmado es INEXACTO y FALAZ. Lo primero, porque no es el sentir de la gran mayoría de los vecinos el de sentirse presos de su propio barrio, sino que por el contrario, se trata de un minúsculo grupo de vecinos que intentan eludir las responsabilidades que nos impone ésta nueve realidad pretendiendo: ingreso de personal doméstico, personal de jardinería, personal trainers, jugar golf, visitas sociales, realización de cumpleaños, juntadas de adolecentes, reuniones sociales, etc., actividades éstas claramente “restringuidas” para la fase que atravesamos – Lo segundo, porque ingresan sin problemas todas aquellas personas habilitadas por los D.N.U., Decreto 4677 (Prov) y demás disposiciones para la fase correspondiente, así: los deliverys, remises, médicos, enfermeras, cuidadores de personas mayores, niños, servicios de agua, servicios de mantenimientos de urgencias (gasistas, plomeros, etc), asistencias a vecinos en cuarentena, etc.- No se trata de condescendencias o sobreactuaciones como lo intentan disfrazar algunos irresponsables, sino el de evitar por todos los medios la propagación de un contagio que ya se está llevando vidas de puntanos. Raro que la nota no destaque que idéntico “comunicado de administración” que allí transcribe, rige en otras urbanizaciones de similar características a Los Quebrachos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *