La antepenúltima sesión ordinaria del 2020 a realizarse el día 09 de diciembre del 2020, tendrá como principales temas a tratarse los Presupuestos de la Municipalidad y de Obras Sanitarias Mercedes, con sus respectivas Ordenanzas Impositivas Anuales.

La buenas noticias no abundan, por no decir que no existen, incrementos en las Tasas por Servicios Generales, Servicios Sanitarios, Tasas Comerciales y de la Industria, Carnet de Conducir, superiores al cuarenta por ciento y una vez más esa lógica que el esfuerzo lo hacen los que pagan las tasas municipales que para este año ronda en un 37% de los contribuyentes aproximadamente o sea 2 de cada 3 vecinos no paga las tasas y para el caso de Obras Sanitarias ese porcentaje es aún menor.

La tasa no es un impuesto sino que es una contribución que se establece como pago retributivo de servicios que el Municipio u Obras Sanitarias presta como lo son: Barrido, recolección de residuos, alumbrado público, servicios sanitarios por agua y cloaca, etc., la cuestión es que el costo de esos servicios es solamente reconocido y solventado por una cantidad muy baja  de vecinos, pero lejos estamos que el municipio se ocupe y preocupe por resolver el problema del incumplimiento que es donde se asienta el grueso de los recursos que le faltan y sigue cargando sobre la espalda de los que pagan el esfuerzo de solventar las arcas municipales, política contraproducente porque induce a que cada vez el porcentaje de vecinos que pagan sea menor.

Pero también tenemos en el presupuesto cuestiones que no podemos admitir fundamentalmente porque ante la profunda crisis que atravesamos, es una actitud inadmisible que el número de funcionarios sea incrementado, en el 2020 el plantel de cargos superiores del Ejecutivo Municipal se estableció en 76 y para el 2021 se presupuestan 111, o sea se aumenta en  37 funcionarios el staff del Intendente,  un 46% más, a mi juicio un número absolutamente excesivo que no se refleja en una gestión más efectiva o eficiente, sino más bien en reparto o uso de la Municipalidad para acrecentar la estructura política.

Lo anterior lo podemos sostener en los siguientes datos, al comienzo de la Pandemia se estableció un fondo de Emergencia Social, destinado a asistir a sectores vulnerables, compra de insumos sanitarias y de desinfección, etc., el mismo fue de $ 50.000.000, de lo cuales se gastaron $ 14.000.000 o sea menos del 30 por ciento, o sea no gastó porque no había necesidades que atender y teniendo los discursos disponibles???

No obstante la Municipalidad constituyó plazos fijos por más de $ 220.000.000, ahora bien, ¿Dónde se hicieron los ahorros? En plena crisis socio-económica-sanitaria, etc., cualquiera diría se ajustarían los gastos corrientes, pero en nuestra comuna no fue así, sino que se ajustó en los Proyectos de Inversión, en donde podemos observar el plan de Trabajo Público está sub-ejecutad. El Presupuesto 2020 tenía previsto para Erogaciones de Capital $ 617.953.955,25 y se lleva ejecutado al 30/09/20 $269.939.970,06, o sea han transcurrido 2/3 de año y se ha ejecutado apenas el 43% de lo previsto.

Lamentablemente todos conocemos los graves problemas que tiene la infraestructura de nuestra ciudad, en algunos aspectos podemos decir que estamos ante una verdadera emergencia en cuanto a ciertas obras públicas que tendrían que figurar como prioritarias en la agenda de la intendencia, sin embargo se opta por no invertir  en vez de establecer ahorros en gastos corrientes o en el número de funcionarios.

Todos sabemos que la inversión pública tiene un efecto multiplicador sobre la economía, como así también conocemos que los comerciantes y otros sectores de la economía local no la están pasando bien, lamentablemente ante la Pandemia la Municipalidad no gastó los recursos que disponía para atender los sectores sociales más vulnerables y cuando lo hizo podemos decir que lo hizo en una intensidad muy baja y hasta de mala calidad, dada la cantidad de quejas que se escucharon por lo escaso en cantidad y poco criterioso en cuanto a la calidad nutricional de los bolsones repartidos, sino también que la Inversión Pública que hubiera mejorado la infraestructura de nuestra ciudad, cuestión que los vecinos agradeceríamos tampoco se la utilizó como herramienta para aliviar a algunos sectores de la economía local que actúan como proveedores del Municipio.

Por otra parte el presupuesto 2021 en su plan de inversiones, figura como la inversión más importante a realizar por la gestión Municipal,  el S.P.T.U.P., el subsidio al transporte con una previsión de $97.581.157,06 o sea casi cien millones, para que el Municipio subsidie a la empresa de Transporte Público de Pasajeros, que será sostenido nuevamente por el esfuerzo de los pocos vecinos que se preocupan por mantener sus tasas al día, o sea el boleto gratis para estudiantes, jubilados, docentes, fuerzas de seguridad, etc., anunciado por el intendente lo va a pagar el vecino, ese es el origen de los recursos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *