Una reunión «sorpresa» por la presidencia del Concejo

El intendente de San Luis, Sergio Tamayo quedó sorprendido cuando un grupo de sólo cinco concejales del Frente Unidad Justicialista le dijo que querían proponer a Agustina Gatto como presidenta del Concejo Deliberante. Pero no fue el único que sorprendió en ese momento. También el concejal Gastón Témoli, tenía aspiraciones que entendía como “naturales” siendo actualmente el presidente del bloque Frente Unidad Justicialista, y se desayunaba con esa otra propuesta.

De esa reunión, cuyos detalles trascendieron a los pocos minutos de concretada, no participaron otros dos concejales de extracción peronista que quedaron marginados: Lautaro Ojeda y Daniel “el Negro” Ferreyra.

Tamayo entiende las legítimas aspiraciones que Gatto –como cualquier otro concejal- puede tener para conducir el Concejo Deliberante, pero también considera con prudencia las ventajas que podría tener la reelección de Carlos Ponce al frente de ese cuerpo legislativo.

En verdad, en diciembre de 2019 Ponce fue elegido por unanimidad, con los votos de todos los concejales de todos los bloques, y con la experiencia de un hombre de su trayectoria política ha sabido darle al intendente el acompañamiento que necesitó en su primer año de gestión, desde el Concejo Deliberante.

Eso es algo que Tamayo valora, y que considera importante para un año como el que tiene por delante, cargado de un desafío electoral como la renovación de la mitad del Concejo Deliberante.

Es interesante entonces el escenario que se plantea a partir de esa reunión, porque nadie tiene por sí solo los votos necesarios para obtener la presidencia del cuerpo. Todos necesitan de un ejercicio de diálogo y acuerdo.

La distribución de esas fuerzas en pugna y que permiten imaginar distintos escenarios son:

San Luis Somos Todos: Carlos Ponce, Germán Ponce, María José Domínguez.

Interbloque San Luis Unido: Javier Suárez Ortíz, Otoniel Pérez Miranda, Ailén Chaine, Guillermo Araujo, Celeste Aparicio.

Frente Unidad Justicialista: Gastón Témoli, Julieta Ponce, Johana Sosa, Daniela Serrano, Agustina Gatto, y Lautaro Ojeda.

Todos Unidos: Daniel Ferreyra.

Escenario 1: Un acuerdo de San Luis Somos Todos + Interbloque San Luis Unido.

En este caso la presidencia podría ser nuevamente para Carlos Ponce y negociar el resto de los cargos para el Interbloque San Luis Unido. O viceversa. Ese parece ser uno de los acuerdos más factibles a pocos días de llegar al momento de la votación. Dependen de su capacidad de sentarse a negociar.

Escenario 2: El Frente Unidad Justicialista buscando imponer un candidato.

Pese a ser el que más legisladores tiene, cuenta con un margen de negociación acotado. Difícilmente logre un acuerdo con el opositor Interbloque San Luis Unido. Témoli pretendía dejar la presidencia del Bloque para pasar a presidir el Concejo, pero el resto de los concejales de su bloque –excepto Ojeda que no participó de la reunión- le dijo al intendente que quiere apoyar a Gatto. No tienen los números suficientes ni sumando a Ferreyra.

Un nuevo acuerdo con San Luis Somos Todos sólo permitiría negociar otros cargos, pero difícilmente la presidencia.

Escenario 3: El Frente Unidad Justicialista busca una alianza coyuntural con su oposición de San Luis Unido.

Sería pura ganancia para el oficialismo, y en cambio dejaría muy mal parada a la oposición, que quedaría inhabilitada discursivamente y pasaría a ser corresponsable del gobierno municipal.

Todo puede pasar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *