Entrevista exclusiva a Gildo Onorato: “El trabajo es la mejor política social para terminar con los planes y los subsidios”

Gildo Onorato es palabra autorizada para conocer la realidad de los movimientos populares en Argentina y su análisis puede aportar para una mayor comprensión del momento histórico que vive el país.

Es Presidente de la Federación de Cooperativas de Trabajo Evita y dirigente nacional de la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (U.T.E.P.), que en San Luis tiene como referente al líder del Movimiento Evita, Daniel Sosa.

Es, junto a Emilio Pérsico, uno de los hombres clave para tratar de entender este fenómeno de los Movimientos Populares –estigmatizados por algunos sectores de la sociedad- y cuyo trabajo diario se traduce en un plato de alimento en las mesas de millones de argentinos que han quedado excluidos del sistema.

Onorato es un hombre cercano a Alberto Fernández, de hecho compartió el encuentro virtual que el Presidente mantuvo con referentes de todo el país, -en el 68 aniversario del fallecimiento de Evita-, y que reflejamos en esta web.

El presidente Fernández y Onorato, en el homenaje a Evita.

La buena excusa detrás de estas preguntas se halla en la proximidad del viernes 7 de agosto, fecha en que se celebra a San Cayetano, patrono del Pan y el Trabajo, una figura del culto católico muy venerada por los movimientos populares y en cuya devoción se produjo un encuentro histórico de estas organizaciones sociales hace 4 años.

A continuación mis preguntas y sus respuestas.

 

-¿Qué significan los movimientos sociales en la Argentina 2020, atravesada por una pandemia?

Gildo Onorato: – Los Movimientos Populares hoy en Argentina cumplimos un rol muy importante, abastecemos de alimentos a más de 2 millones de Familias en todo el país, nuestra red comunitaria está trabajando fuertemente en la prevención sanitaria para que no se expanda el Covid-19 en coordinación con el Estado en todos los niveles y, con fuerte presencia en los lugares donde las instituciones no están. También planificamos y organizamos el trabajo de cientos de miles de trabajadores y trabajadoras de la economía popular. Todos y todas hemos aprendido que sin complementar la presencia del Estado con las redes comunitarias todo sería más dramático en esta coyuntura tan extraordinaria que vivimos.


-¿Cuáles son los logros que pueden exhibir los Movimientos Populares en Argentina actualmente?

Gildo: – Podemos exhibir algunos muy relevantes. En primer lugar, somos reconocidos como un sector de la clase trabajadora, generadores de una nueva relación social de trabajadores y trabajadoras que se generaron su propio trabajo, demostrando que Empleo y Trabajo no son lo mismo. Segundo, estamos en un proceso de sindicalización del sector para fortalecer la unidad del mismo. Tercero, hemos impulsado políticas públicas para el sector. como por ejemplo la Ley de Emergencia Social votada por unanimidad en diciembre de 2016 que permitió la creación del ReNaTEP (Registro Nacional de Trabajadoras y Trabajadores de la Economía Popular) para que 6 millones de habitantes de nuestro país sean reconocidos como trabajadores y accedan a beneficios, capacitaciones y derechos laborales. Cuarto, impulsamos el ReNaBaP (Registro Nacional de Barrios Populares) donde identificamos cada una de las villas y asentamientos del país, y de esa forma promover políticas de integración sociourbana. Pero sobre todo, tuvimos un rol muy importante en la resistencia social para evitar que el gobierno de Cambiemos profundice la ruptura del tejido social e impulsamos desde abajo la unidad para derrotar a Macri también en las urnas.


-La economía popular plantea el desarrollo de la agricultura familiar como una actividad que busca el propio auto-abastecimiento. ¿Qué lugar ocupa en ese desarrollo la producción de marihuana para uso medicinal? ¿No teme que su producción pueda ser “apropiada” por los grandes capitales vinculados a la industria farmacéutica?

Gildo: (No respondió esa pregunta).


-¿Qué visión tiene del desarrollo que llevan adelante los Movimientos Populares en la provincia de San Luis?

Gildo: -Los Movimientos Populares en San Luis, como en todo el país, son heterogéneos y tienen características propias en cada territorio, pero están creciendo y organizándose. Tenemos que fortalecer el rol productivo y hacer eje en la generación de trabajo, el verdadero ordenador social, o como decimos nosotros, la mejor política social para terminar con los planes y los subsidios y reconstruir el paradigma del trabajo. Es un desafío central de esta etapa. Porque en los años ’80 había 800 mil familias que recibían la Caja Pan, el primer subsidio familiar, y hoy casi 10 millones de familias reciben el IFE (Ingreso Familiar de Emergencia). Los subsidios tienen que ser transitorios ya que cuando se hacen permanentes estructuralizan la pobreza. Por eso, el futuro de nuestro sector es ir hacia el trabajo, de interés social, desde la realidad comunitaria, reconociendo nuevas actividades surgidas de la inspiración creativa de nuestro pueblo, eso es la Economía Popular.

-Hace 4 años en Argentina se vivió una marcha histórica, multitudinaria, de los Movimientos Sociales a Plaza de Mayo. ¿Qué cambió desde aquel día? ¿Qué significa para los movimientos populares el 7 de agosto, y un credo popular como el de San Cayetano?.

Gildo: -Desde aquel día se fortaleció la unidad del sector, basada en la movilización popular y un programa económico y social que nos permitió pensar nuestro rol en el futuro del país. Nos acercamos a la CTA y a la CGT como parte de la clase trabajadora argentina y fuimos logrando representación institucional a tal punto que el Secretario General de la UTEP participó en el Consejo del Salario Mínimo Vital y Móvil.
El 7 de Agosto es una fecha fundacional porque reconocimos nuestra fuerza. San Cayetano es un faro de esperanza y de unidad, es un Santo Popular con mucha fuerza en la religiosidad popular, arraigado en los sectores más humildes, porque la fe se vive de muchas formas en los barrios populares, pero siempre asociada a la solidaridad, a la comunidad de cercanía y sobre todo a la lucha popular por trabajo. No es necesario ser practicante, solamente hay que buscar que nuestros hermanos y hermanas vivan bien, tengan derechos y que no nos falte en ningún hogar Pan y Trabajo. El magisterio de Francisco expresado en el Laudato Si y la fuerza de la Pastoral Social Argentina también fueron fundamentales, en mi opinión sin Francisco hubiese sido muy difícil reconciliar la Fe y la lucha popular.

 Gildo Onorato: «Si los subsidios son permanentes estructuralizan la pobreza».

Deja una respuesta

Your email address will not be published.